06:41 8.3°C 1017.3 mb 86% 0mm 0.0 9.7km/h
Inicio Ir a Contendio Mapa web Contactar Accesibilidad

Mequinenzanos a destacar

Joan Barter

Joan Barter nació en Mequinenza el año 1648. Siendo un niño ingresó, junto con su hermano Pere, como monaguillo cantor en la escolanía de la Catedral de Lérida. Allí se formó musicalmente  con el maestro de capilla Juan Merino y enseguida destacó por sus dotes musicales y el dominio del órgano. A la marcha de Joan Merino a la catedral de Orense, Barter fue nombrado maestro interino de la Seo de Lérida y más tarde, el 7 de setiembre de 1668 titular de la misma.

El mes de febrero de 1682, a la muerte del maestro de capilla de la Catedral de Barcelona Lluis Vicenç Gargallo, fueron convocadas oposiciones para cubrir la plaza que había quedado vacante. Las oposiciones fueron ganadas por Joan Barter, siendo nombrado maestro de capilla de la Catedral barcelonesa el 13 de julio de 1682.

En su nuevo destino como maestro de capilla de la Catedral de Barcelona, Joan Barter, se implicó totalmente en la formación de la escuela coral de la Catedral e introdujo nuevos instrumentos musicales tales como  violines y oboes. Joan Barter, según los especialistas, tenía una personalidad musical muy definida y original; buscaba una nueva expresividad utilizando instrumentos solistas, la interpretación del lenguaje vocal e instrumental, las variaciones rítmicas y las variaciones agónicas. En resumen, era una figura de transición entre el “stile antico” y el “stile moderno”.

Sus composiciones fueron muy celebradas siendo interpretadas en Catedrales e  iglesias de Cataluña. Las obras de Barter pueden encontrarse en diferentes iglesias de Catalunya, pero sobre todo en el Arxiu Comarcal de la Segarra en Cervera y en la Biblioteca Nacional de Catalunya en Barcelona formando parte del “Fons musical de la parròquia de Santa Maria de Verdú”

El 7 de diciembre de 1696 Barter solicitó la jubilación y fue sustituido como maestro de capilla por su discípulo, el célebre Francesc Valls.

Joan Barter falleció el 5 de diciembre de 1706 y está enterrado, junto a su sobrino, Pere Soro Barter, administrador de la Catedral de Barcelona, en el claustro de dicha Catedral.